Reforzando su Programa de Lubricación de Cadenas para Obtener el Mejor Rendimiento


Las cadenas son los caballos de batalla de muchos procesos de producción industrial. Pero tan importante como las cadenas que están presentes en las funciones cotidianas de muchas operaciones de la planta, la lubricación y el mantenimiento de dichas cadenas es a menudo una actividad que se mantiene en segundo plano.

La realidad es que el desgaste interno de la cadena (especialmente en el popular tipo de cadena metal-pin-y-buje) puede poner en predicamento la producción si no se reconoce y atiende oportunamente. Mantener las cadenas en buenas condiciones es una solución relativamente fácil con la selección y el mantenimiento adecuados de la lubricación, combinados con un monitoreo regular.

Los beneficios de un programa sólido de lubricación de cadenas.

Un programa eficaz de lubricación de cadenas puede:

  • Mejorar la vida de las cadenas hasta 2-4 veces
  • Reducir el consumo de energía en un 5-10%
  • Reducir el uso de lubricante en un 50%
  • Proteger la cadena contra la corrosión y ayudar a mantener fuera los residuos y contaminantes del interior de la cadena

El resultado final es una mayor confiabilidad y un funcionamiento suave de las cadenas.

Propiedades del lubricante necesarias para la lubricación eficaz de las cadenas.

En un punto en el tiempo, las cadenas se retiraron, se limpiaron con solvente y se pusieron en un baño de aceite caliente. Ese fue un proceso efectivo, pero en la actualidad hay tecnologías de lubricación mucho más eficientes que facilitan el mantenimiento de las cadenas.

Busque los lubricantes de cadenas que ofrecen:

  • La capacidad de permear hacia el interior de la cadena para entrar en contacto con el pin y el buje.
  • Fuerza de película alta para evitar el contacto excesivo metal – metal.
  • Capacidad de eliminar los residuos que se acumulan en el interior y exterior de la cadena.
  • Adherencia/capacidad de mantener una película – esto es importante para aplicaciones que involucran agua, altas temperaturas o cargas.

¿Sus cadenas ya están deshidratadas?

Se dice que cuando un ser humano se siente sediento, él o ella esta deshidratado (a) y realmente se perdió la necesidad de fluido horas antes. La lubricación adecuada de la cadena es un dilema similar. A menudo las cadenas se lubrican para salvarlas mucho tiempo después de que la falta de lubricación haya creado problemas que no puedan resolverse. Sin lubricación, el contacto metal – metal causará desgaste y elongación, reduciendo la vida útil de la cadena.

  1. Observe y Escuche: Tan pronto como las cadenas empiecen a mostrarse ruidosas y rígidas, lubrique inmediatamente y alcance una frecuencia de lubricación adecuada. Lea la información a continuación para determinar si está lubricando en la ubicación correcta con la tecnología/producto de lubricación óptimo.
  1. «Elongación de la Cadena» es otro signo de la mala lubricación de la cadena. Esto se conoce como elongación de cadena, que es causada por el desgaste interno y la falta de lubricación adecuada.Un medidor de elongación puede ayudarle a averiguar el mejor momento para el reemplazo de la cadena. El límite de alargamiento es típicamente del 2.5 – 3.0 %.
  • Una elongación más allá del 3% generará costos de adición por lo que deberá ordenar una nueva cadena tan pronto como sea posible. Una solución a corto plazo de ajuste de la cadena o eliminación de eslabones no reparará la cadena en realidad, y la cadena probablemente se romperá de nuevo cuando menos lo espere. Estos son los tipos de señales de advertencia que a menudo se ignoran, lo que lleva a dañar las cadenas en los momentos más inoportunos.
  • Revise la cadena donde exista movimiento pesado entre pin y buje. Un ejemplo es un polipasto de cadena en el que una parte de la cadena recibe fuertes presiones y otra apenas se mueve. Asegúrese de verificar la elongación en la zona más afectada por la tensión.
  1. Áreas de «Tolerancias Cerradas»: Hay muchas razones de falla de las cadenas, pero quizás la más común es el desgaste interno del pin y del buje – las partes que están construidas bajo tolerancias cerradas. Esta es el área donde la cadena soporta la carga y se flexiona. Considérelo como el área de «desgaste» de la cadena. Necesita re-lubricación con una base regular.

El cómo y dónde de los métodos de lubricación de cadenas.

Hay tres categorías principales para el mantenimiento de la lubricación de las cadenas. A menudo, el tamaño de la cadena, la velocidad y las condiciones de operación determinarán cuál es el mejor método.

  1. Lubricación Manual: La aplicación de un lubricante a través de una brocha o aceitera típicamente mientras el equipo opera a bajas velocidades. Este método se puede utilizar para bandas transportadoras, elevadores y transmisiones.
  1. Lubricación Semiautomática: Por lo general implica una copa de goteo y utiliza un cepillo de contacto o inmersión directa. A veces se utiliza para transportadores y elevadores, o unidades de baja potencia y rangos de velocidad.
  1. Lubricación Automática:
    • Método de Salpicadura: La cadena se sumerge en un baño de aceite. Se utiliza en unidades de baja a moderada operación.
    • Disco de Aceite: Lanza el lubricante sobre la cadena. Mejor alternativa para transmisiones que trabajan en valores de potencia y velocidad de moderados hasta niveles altos.
    • Lubricación Forzada: Un spray automático y cronometrado a una ubicación exacta. Para motores de alta potencia y velocidad.

Las tablas de clasificación de caballos de potencia publicadas por el “American National Standards Institute (ANSI)” proporcionan pautas para seleccionar el tipo correcto de sistema de lubricación basado en el tamaño (número de dientes) y la velocidad (rpm) del piñón más pequeño. Como regla general, velocidades y cargas más altas requieren sistemas de lubricación más sofisticados.

Ubicación

Aplique el lubricante antes del piñón o polea ya que aquí es donde la cadena se flexiona más y ayudará en la penetración del lubricante.

  • Para aplicaciones de alta temperatura: lubricar antes de que la cadena entre en el área caliente y de nuevo en el retorno después de que se haya enfriado.
  • Punto de lubricación ideal: Entre las placas laterales para permitir que el lubricante se filtre entre las placas y a lo largo de los bujes.

Frecuencia

  • Variables: El tiempo entre lubricación depende del diseño de la cadena, del ambiente de aplicación (agua/calor/desechos) y velocidad.
  • Señales Tempranas: Como se mencionó anteriormente, recoger las primeras señales antes de que la cadena se vea demasiado afectada por la falta de lubricación es la mejor manera de determinar la frecuencia óptima.
  • Amperaje como Indicador: El amperaje del equipo también se puede usar para evaluar la frecuencia de lubricación siempre y cuando haya una carga consistente. El aumento de amperaje le dice que la cadena está trabajando más forzada y necesita re-lubricación. Una vez que la lubricación se ha completado, el amperaje debe volver a su estado normal. Anote los intervalos para sus registros de mantenimiento.

Selección del Lubricante

La selección del lubricante óptimo para el trabajo está dictada por las condiciones de funcionamiento. Los siguientes son los lubricantes/aplicaciones más comunes:

  1. Lubricantes Base Petróleo: Lubricantes económicos utilizados en aplicaciones hasta 120°C (250°F).
  1. Lubricantes de Engranajes Abiertos: Lubricantes pegajosos a menudo utilizados en la superficie de engranajes abiertos en conjunto con un lubricante interno a base de petróleo en el exterior de la cadena. A diferencia de la grasa, los lubricantes de engranajes abiertos no se exprimen bajo presiones altas. En ambientes muy polvorientos, tienden a acumular suciedad.
  1. Lubricantes de Alta Temperatura: Lubricantes sintéticos con estabilidad a la oxidación mejorada, se usan a menudo en condiciones de operación de hasta 270°C (520°F). Éstos se basan típicamente en polialfaolefinas (PAO), polialcalenglicoles (PAG) o ésteres (tales diésteres o poliolésteres). La tasa de evaporación y la formación de residuos a temperaturas más altas son las mayores preocupaciones con este tipo de lubricantes.
  1. Lubricantes Extremos de Alta Temperatura: La única opción aquí son los lubricantes sólidos, que pueden incluir:
    • Lubricantes de Grafito: Aptos para condiciones de funcionamiento de 1000°F (540°C).
    • Lubricantes de MoS2: 450°C (840°F)
    • Cobre, Níquel o Polvos Inorgánicos: Hasta 2600°F (1425°C)
  1. Contacto Incidental con Alimentos – Lubricantes con Registro NSF H1: Requeridos donde el contacto con alimentos es posible.
  1. Lubricantes de Cadena Seca (como el polvo de PTFE microscópico): Se usan frecuentemente cuando cualquier líquido puede contaminar el producto. Hasta 4 veces más vida de la cadena es posible con este tipo de lubricación.

NOTA: Las cadenas de plástico se promueven con frecuencia como auto-lubricadas, pero un lubricante de cadena a base de silicona puede ser beneficioso. Estas aplicaciones pueden ser de plástico – metal o plástico – plástico.

Línea de Fondo – no se resigne a pensar que las cadenas en su operación tendrá automáticamente un ciclo de vida corto. Con el lubricante y la atención adecuados, esas cadenas se sostendrán cuando más lo necesite.

¿Tiene alguna pregunta sobre lubricación de cadenas? Envíe un correo electrónico a nuestro servicio Pregunte a un Experto.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Notas

¿Qué es el “Cold Bonding” o Soldadura en frío?

marzo 5, 2021

Hoy en día en toda la extensión de una planta industrial podemos encontrar equipos que pueden ofrecer...

Confiabilidad, Seguridad y Mantenibilidad en Válvulas en Procesos de la Industria del Gas

abril 8, 2019

A través de esta entrada hablaremos sobre los puntos más importantes y críticos de una válvula y...

¿Es Suficiente el Monitoreo de Vibraciones de la Bomba para Evitar Fallas?

agosto 6, 2021

Las mediciones de vibración y temperatura de la superficie son los métodos más comunes para monitorear el...